RIECH participa en discusión sobre mecanismos de retribución asociados a becas de postgrado

nexos3

La investigación de Roxana Chiappa (en la foto) analiza una serie de aspectos relativos a las políticas de postgrado en Chile y la incorporación de la nueva generación de doctores en la academia.

Roxana Chiappa, candidata a doctora en Educación Superior de la Universidad de Washington y parte del equipo coordinador de RIECH, presentó su investigación sobre mecanismos asociados a Becas de Postgrado financiadas por México, Brasil y Chile, y también representó a RIECH en el panel que congregó a las redes de investigadores en ciencias sociales. La reunión, organizada por el nuevo núcleo  “Nexos Ciencias Sociales”, se desarrolló en la Universidad de Pennsylvania, Philadelphia, el pasado Jueves 17 de noviembre, como una antesala a la reunión anual de Nexos Chile-USA, la cual reúne principalmente a investigadores en ciencias biológicas.

En su presentación, Roxana resaltó que las becas de postgrado internacional son un mecanismo común usado por los gobiernos para incrementar la capacidad científica interna de los países. Su trabajo muestra que en la mayoría de los casos, las naciones han estado más preocupadas de incrementar el número de personas altamente capacitadas que en identificar cómo la nueva generación de investigadores formados en el exterior serán incorporados al mercado laboral nacional.

“Chile implementó Becas Chile el 2008 y desde entonces, se han entregado más de 5,000 becas para estudiar maestrías y doctorados. En mi análisis sobre la implementación de Becas Chile, hay mucha evidencia que demuestra que las agencias de gobierno a cargo del programa estaban más preocupadas de incrementar el número de personas altamente capacitadas que en los mecanismos de incorporación al mercado laboral.  Podemos ser muy críticos de las razones que ocasionaron esta situación en el país, pero la evidencia de otros países muestra que Chile no es un caso aislado”.

Roxana enfatiza que un número importante de países que financiaron becas de postgrado en el extranjero impusieron la obligación de regresar  y permanecer en el país de origen al menos por el mismo tiempo de duración de la beca, dado que los gobiernos temen que sus ciudadanos no quieran volver a su país de origen (Ver más en Perna et al, 2014). Este es el caso de Brasil, México y Chile en Latinoamérica.

Participantes de la primera reunión de Nexos Ciencias Sociales, realizada en la Universidad de Pennsylvania.

Participantes de la primera reunión de Nexos Ciencias Sociales, realizada en la Universidad de Pennsylvania.

No obstante, Brasil acaba de lanzar un decreto que flexibiliza la opción de regreso inmediato siempre y cuando el becario/becaria presente un proyecto científico tecnológico. “Las y los becarios deben presentar un proyecto científico/tecnológico al menos 30 días antes de que finalice su beca, el cual debe ser aprobado por tres revisores del CAPES, que es la agencia que administra las becas en Brasil”, explica Roxana.

El decreto muestra que este cambio se debe a que muchos becarios no estaban volviendo a Brasil. El gobierno percibió que tener una diáspora en el extranjero también contribuía al objetivo primario de la beca que es incrementar las capacidades científicas de Brasil (Ver más).

 

Responsabilidad del/a Investigador/a

En el panel de redes de investigadores en Ciencias Sociales, participaron Daniela Urbina de la Red de Políticas Públicas; Matías Escobar de Nexos; Esteban Villalobos, Alejandra Abufhele, y Andrea Alvarado, todos representando al reciente creado núcleo Nexos Ciencias Sociales; y Roxana Chiappa de RIECH. En este panel, los representantes de las distintas redes discutieron sobre la necesidad de cambiar el foco de la conversación desde mecanismos de retribución de Becas Chile a la responsabilidad que el investigador/a tiene con el país. “Queremos cambiar la noción de que tenemos una deuda con Becas Chile, nuestra responsabilidad es con Chile y con todos los chilenos y chilenas que pagan impuestos, que finalmente financian las becas que el Estado otorga. La contribución del investigador hacia el país puede darse en muchas formas, más allá de lo que simplemente Becas Chile propone”, comenta Esteban Villalobos, estudiante de doctorado en Política Educativa Comparada de la Universidad de Albany y representante del núcleo Nexos Ciencias Sociales.

nexos4Por otra parte, Roxana agrega que hay consenso en la necesidad de generar un mejor diagnóstico sobre el porcentaje de personas que están regresando a Chile una vez que terminan sus estudios de postgrado en el extranjero, sus condiciones laborales y las decisiones que consideraron en su decisión de regresar o permanecer en el extranjero, antes de lanzar cualquier iniciativa o mecanismos que reemplace las opciones impuestas por Becas Chile.  En este punto, la integrante de RIECH recalca que este diagnóstico debe revelar las condiciones de desigualdad sobre la que ocurre la movilidad internacional.

“La movilidad académica ocurre en contextos de asimetrías entre países,  instituciones de educación superior,  campos disciplinarios, género y clase social de origen de las y los investigadores. Por ejemplo, es sabido que en promedio, las agencias científicas a nivel mundial dan menos relevancia a las ciencias sociales que a las ingenierías, por lo que las oportunidades de trabajo en Chile o en el extranjero y fondos de financiamiento son ya desiguales simplemente por el área disciplinar o la agenda de investigación del investigador”,  argumenta la integrante de RIECH.

Asimismo, Roxana insiste que esta información es conocida por todos, pero las políticas tienden a pasar esta información por alto cuando se plantean soluciones. De allí que es importante identificar que cualquier alternativa a los mecanismos de retribución determinados por Becas Chile requiere mostrar quién paga los costos y beneficios, en un contexto cuya naturaleza es intrínsecamente desigual, concluye.

Nota: Roxana se ha especializado en temas de políticas científicas, educación de doctorados e internacionalización de la educación superior, trabajando por más de tres años como asistente de investigación en la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Washington y en el Centro de Innovación e Investigación en Educación de Postgrado (CIRGE) de la misma universidad. Asimismo, es estudiante doctoral asociada al proyecto Universities in the Knowledge Economy (UNIKE). Roxana, entre sus distintos proyectos, actualmente está trabajando en una artículo que contiene importante parte importante de esta presentación con el profesor Francisco Rowe de la Universidad de Liverpool.

 

Deja un comentario